Emergencia en el Mediterráneo.

miércoles, 22 de abril de 2015

Manifiesto por el fin del Genocidio Migratorio en el Mediterráneo.

Manifiesto por el fin del Genocidio Migratorio en el Mediterráneo, 19 abril de 2015.

Médicos del Mundo nos sumamos a La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, junto con múltiples organizaciones de defensa de los derechos humanos, condenamos el Genocidio Migratorio que se está produciendo en el Mar Mediterráneo y denunciamos:

Que las personas que han perdido la vida tenían diversos motivos para emprender su viaje; entre éstos, huir de conflictos políticos, bélicos y de la propia pobreza. Lejos de ser fenómenos "naturales", están directamente relacionados con la política exterior de la Unión Europea y sus intereses comerciales.

Que la Unión Europea define a estas personas como "inmigrantes ilegales" para no tener que aceptar las implicaciones de lo que realmente son: potenciales refugiados, niños y niñas, víctimas de diversos conflictos.

Que la mayoría  de las personas que se han ahogado deberían haber estado amparadas por la legislación y los tratados de protección internacionales suscritos por los países de la Unión Europea. Ante la imposibilidad de cursar cualquier tipo de solicitud, se ven obligadas a arrojarse al mar para, una vez llegadas a Europa, tratar de conseguir este reconocimiento.

Que la UE ha renunciado a su orientación más humanitaria y respetuosa con los Derechos Humanos para darle, en cambio, una orientación bélica a todo lo que tiene que ver con las migraciones. La mayor responsable de este enfoque es la Agencia Frontex. La Agencia entiende el intento de acceso de las personas como un "riesgo" (literalmente) de violación de las Fronteras. Se dedican millones de euros a sufragar tecnología militar de vigilancia y, en cambio, no se destina ninguna medida al salvamento de personas.  Recordamos que la Agencia Frontex ha pasado de tener un presupuesto anual de 5 millones de euros en su origen (2004) a más de 80 millones por año en 2015. El Estado Español destinó en el último lustro casi 290 millones de euros a sellar las fronteras españolas y menos de 10 millones a la acogida de refugiados, una de las ratios más desiguales de la Unión Europea. También ha pagado 50 millones de euros a Marruecos para que construya una nueva valla de concertinas. No faltan recursos, sino voluntad política.

Que la tecnología de Frontex es capaz de localizar las embarcaciones, pero resulta absolutamente incapaz de salvar a las personas. Por prioridades políticas, se invierte el dinero en el control de personas pero no en su salvamento.

Que el Ministro de Interior, Fernández Diaz, es responsable directo de legitimar estas muertes, pues considera que salvar vidas en el Mediterráneo puede generar un efecto llamada. Es decir, según el Ministro, hay personas que hoy tienen que morir para que un posible efecto (sin una relación causal clara) sea evitado. El verdadero efecto llamada no es Salvamento Marítimo. Más bien estamos ante un efecto directo de expulsión, consecuencia de las políticas Europeas en África. Afirmaciones como las del Ministro deberían tener consecuencias legales.

Que no es tolerable aceptar que "otra embarcación se ha hundido": hay toda una cadena de responsabilidades que han de ser investigadas, esclarecidas y, en su caso, juzgadas. Se ha de evitar que vuelva a suceder, mejorando los protocolos de salvamento.

Que es inadmisible la hipocresía del Presidente del Gobierno cuando indica que "Ya no valen las palabras, hay que actuar" en relación a las muertes del Mediterráneo. Desgraciadamente, naufragios como éste suelen servir para lanzar medidas que dotan de más medios a Frontex sin cambiar un ápice su errática concepción de las migraciones (como una amenaza y un riesgo) y su lógica bélica. En otras ocasiones, se han dado respuestas de intervención directa en los países de origen: bien condicionando sus "ayudas al desarrollo" a la colaboración en la represión de las migraciones o bien con intervenciones diplomático-militares que generan aún más desplazados. Ambas opciones suponen precarizar aún más la experiencia migratoria y aumentar los naufragios en el Mediterráneo, el mar más mortífero del mundo.

Que es necesaria la inversión en un programa europeo de salvamento marítimo acorde a la envergadura del problema, paralela a una reducción de la financiación de programas, operaciones y tecnologías que militarizan la frontera.

Que se hace necesaria la realización de un programa de identificación y memoria de las víctimas, y de repatriación de los cuerpos a sus familias.

La tragedia como género literario hace referencia a cómo los personajes son enfrentados contra el destino de los dioses con resultados de muerte o infortunio. Lo que ha ocurrido el domingo en las aguas del mediterráneo, sin embargo, está lejos de poder considerarse como tal: no son tragedias inevitables, es una responsabilidad de la Unión Europea

    Por el fin de las muertes en el Mediterráneo.

    Por el fin del Genocidio Migratorio #GenocidioMigratorio


     19 de abril de 2015


Campaña Estatal por el Cierre de los CIE

jueves, 9 de abril de 2015

‘LA LOCURA DE CADA ENCUENTRO’ Grupo Derecho & Salud.

Viernes, 10 de la mañana. La sala nunca está vacía. Puntual a su cita, está Nana…y su acogedora sonrisa. Siempre hay ya sobre la mesa algún dulce, unas cuantas pinturas y 9 o 10 vasos esperando a ser llenados de té caliente con mucho azúcar.
Pasados unos minutos, va surgiendo un murmullo tímido en la puerta de entrada de la sede, que enseguida da lugar a un estallido de alegría tras otro con cada mujer que se incorpora al grupo. Un río de carritos de bebé invade la sala, los bebés van pasando de brazo en brazo como pelotas, sin inmutarse en absoluto, y los niños más pequeños ocupan su lugar dispuestos a dibujar sus trazos abstractos sabiendo que deben guardar silencio sepulcral. Sin embargo, sus madres continúan con el bullicio catártico en una mezcla de su idioma original y español. Tienen que pasar unos cuantos minutos hasta que logran serenarse para comenzar la sesión… 

Bueno, eso si no llega rezagada otra compañera, que irrumpe con una nueva explosión de alegría grupal.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Es totalmente incontrolable. Al principio, Ana y yo (las dos “Anas” dinamizadoras) intentábamos controlarlas para impedir estas interrupciones. Pero nos rendimos definitivamente porque lo cierto es que nos terminaron contagiando de esa locura transitoria en el encuentro con cada mujer. Es alegría genuina. Y es que cuando la emoción es genuina, es muy contagiosa. Y nos parece que está bien así, porque es natural, como ellas. Porque nos indica que es su espacio, lleno de valor para ellas, es su casa, su familia. Y eso está bien.
 
Así pues, esta explosión de felicidad es el preludio de cada encuentro en el grupo “Derecho & Salud”, integrado por mujeres africanas (de Gambia y del Congo principalmente). Grupo que se constituyó hace un par de años cuando participaron en los talleres de “salud reproductiva” en la sede. Yo (“Ana II”, como ellas me bautizaron) me incorporé en este curso 2014/2015. Al igual que “Ana I”, formo parte del equipo de “Salud Mental” y ambas volcamos nuestra común vocación a través de la atención individual de casos que nos van llegando junto al gran equipo de profesionales que nos sirve de apoyo y reciclaje terapéutico. Nuestra pasión es la terapia humanista integrativa, si bien el grupo de mujeres de los viernes es mucho más que eso y por ello, ambas disfrutamos mucho con el proyecto. El grupo podría enmarcarse también dentro del área de “Salud Mental”. Sin embargo, también es mucho más que eso. Es un experimento lúdico, y a la vez muy serio, acerca de las emociones humanas. “Experimento” porque no sigue un plan establecido, sino que va moldeándose según las necesidades del grupo que emergen día a día, algo que solo puede hacerse ‘andando’. Nuestro norte es la “Salud Mental”, dentro de la Salud general y los Derechos universales. Referencias que nos guían en el hacer puesto que por sus características sociales requieren ciertas pautas específicas. 

Encima de la mesa aparecen asuntos como la autoestima, la comunicación asertiva, la creatividad, la orientación laboral, los matrimonios mixtos y concertados, la maternidad, la relación de pareja, la resolución de conflictos, etc… “Lúdico” porque tratamos todos estos temas DISFRUTANDO, con entusiasmo, pasándonoslo bien. Dibujamos, dramatizamos, debatimos, bailamos, escuchamos al cuerpo…
Trabajamos sin trabajar. Aprendemos sin esforzarnos. Porque lo importante ha de aprenderse así, con placer, para que no pase sin pena ni gloria y acabe en el olvido.    


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Pero, dejando a un lado sus características específicas como grupo social, hay un atributo que compartimos profesoras y alumnas y que nos pone en el mismo pedestal: Todas SOMOS MUJERES QUE SENTIMOS, con idénticas necesidades, conflictos, frustraciones, confusiones, ilusiones… Idéntica gama de sentimientos, con sus tonalidades e intensidades. Idéntica. Compartimos el corazón. Y desde ahí, ha surgido algo nuevo que suma un valor añadido a los encuentros, algo que está en el ambiente y que no puede fabricarse, que surge o no surge, algo que imprime de sentido el proceso grupal; Una relación de afecto, de aceptación y respeto. Y es que para transmitir ciertos valores, es indispensable que exista esta premisa de confianza. Las protagonistas son las emociones, todas ellas son bienvenidas y a través de ellas, entendemos otros aspectos de la vida. Las mujeres saben que es tabú decir ‘bien’, ‘mal’ o ‘regular’ porque no definen el estado del alma y es muy gratificante ser testigo de su progresivo aprendizaje del lenguaje emocional, ver cómo van aumentando matices para describir su mundo interno y comprobar cómo esa conexión con ellas mismas les ayuda a enfrentarse mejor a sus dilemas particulares. Quizás, son pequeñas cosas apenas observables para otras personas pero para ellas, pueden ser grandes pasos para incrementar su bienestar interior.
Compartimos pues sus vivencias desde el sentimiento, la empatía, la verdad y a través de las reuniones, todas vamos aprendiendo algo más de eso que no está en los libros, esa sabiduría interna que se necesita para vivir mejor. Y así, iluminando aspectos de sus vidas, también damos luz a las nuestras. Es algo que ocurre en contadas ocasiones pero que cuando ocurre, hay que aprovecharlo porque es la mejor manera de trabajar asuntos tan serios mientras reímos.


Y debido a que resulta tan genuino y valioso para todas… Debido a eso, hemos dejado que nos contagien de la feliz locura que supone cada encuentro…
¡Porque lo genuino siempre es y será motivo de celebración!     

Ana García.

   

martes, 7 de abril de 2015

7 de Abril - Día Mundial de la Salud. Recortes en el Derecho.


Los recortes en financiación a nivel nacional e internacional y las restricciones legislativas al derecho a la salud están dado lugar a una situación de desprotección de la ciudadanía, especialmente llamativa en un mes de abril declarado como “Mes de la salud” por la Comisión Europea. Médicos del Mundo quiere destacar que para revertir esta situación es imprescindible el compromiso político en la defensa del derecho a la salud y de los sistemas públicos de salud ya que son los únicos que pueden garantizar los objetivos compartidos de universalidad, equidad y calidad de los servicios sanitarios.

Como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), no será posible afrontar los actuales retos para la salud mundial si no se refuerzan los sistemas públicos. Así, los principios de la Declaración de Alma Ata: equidad, acceso universal, acción intersectorial, participación de la comunidad y orientación de los servicios de salud hacia la prevención, acordados hace casi 40 años en la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud celebrada en Alma Ata, Kazajistán, en 1978 siguen hoy tan vigentes y necesarios como entonces.

Recortes económicos y retrocesos sociales en el estado español

Con la puesta en marcha de la reforma sanitaria de 2012, bajo la excusa de la crisis económica, se impuso una transformación estructural del modelo del Sistema Nacional de Salud (SNS) que no sólo dejó a cientos de miles de personas sin asistencia sanitaria, además nos situó en un desfasado sistema de aseguramiento y copago por la prestación de determinados servicios. La medida anunciada hace pocos días por el Ministro de Sanidad, de permitir a las personas extranjeras en situación irregular acceder a la Atención Primaria pero sin proporcionarles Tarjeta Sanitaria, no rectifica de ningún modo este retroceso en derechos humanos señalado por diferentes organismos internacionales de derechos humanos.
Según la información que, hasta el momento, se ha podido conocer, el programa diseñado por el Ministerio es una réplica de los que ya existen en ocho de las comunidades autónomas y respecto de los cuales Médicos del Mundo señala dudas importantes en cuanto a su eficacia. Las dificultades de las personas inmigrantes sin tarjeta sanitaria para cumplir algunos de los requisitos administrativos que se requieren, así como la falta de información suficiente y otras barreras administrativas, hacen difícil que todas las personas susceptibles de beneficiarse de estos programas consigan acceder a ellos. Como muestra el caso canario, frente a las 40.000 tarjetas sanitarias que se retiraron en 2012, a fecha de enero de 2015 sólo 500 personas han podido acceder al Programa de Protección a la Salud.
Si el Real Decreto-ley 16/2012 se justificó con argumentos que hacen alusión al “turismo sanitario”, el anuncio del nuevo programa vuelve a relacionar inmigración con problemas de salud pública o problemas de saturación en urgencias. Médicos del Mundo quiere llamar la atención que ninguno de estos argumentos se sostienen a la luz de la literatura científica y los datos existentes.
Según el gobierno, a partir del 1 de septiembre de 2012 se dieron de baja 873.000 tarjetas sanitarias de personas extranjeras “no residentes en España” sin especificar cuántas de estas personas siguen viviendo en nuestro territorio. Esta iniciativa se incluyó entre las medidas de recuperación económica sin que se conozca cuál ha sido su repercusión en el presupuesto español, ni en términos de gasto ni de ingresos, tampoco se sabe el impacto que ha tenido en el PIB ni en la generación de empleo.
El encarecimiento del acceso a determinadas prestaciones y medicamentos, la exclusión de las personas más vulnerables y el incremento de la desigualdad económica debido a la crisis ha generado un aumento importante de las desigualdades en salud. En este contexto, Médicos del Mundo ha documentado cerca de 2.000 casos de personas que han sufrido algún tipo de vulneración al derecho a la salud desde la entrada en vigor de la reforma sanitaria y que se suman a los cientos de casos recogidos por otras organizaciones sociales.

Médicos del Mundo reivindica recuperar el modelo sanitario universal y público que es el único modelo realmente eficaz para afrontar los riesgos y problemas de salud pública que le preocupan al ministro.

Recortes en la financiación de la cooperación española

La reducción de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española en un 70% en los últimos 5 años pone de manifiesto el escaso cumplimiento por parte del estado Español de sus compromisos internacionales en esta materia. De hecho, desde 2009 –cuando la inversión en AOD supuso el 0,43% de la Renta Nacional Bruta-, la caída ha sido imparable, llegando a situarse en 2013 en el 0,16% (1.916 millones de Euros). Los datos de 2014 y 2015 confirman que sigue cayendo.
En el caso de las Comunidades Autónomas, lo datos son igual de desalentadores: doce CCAA han reducido su AOD y sólo cinco CCAA la han aumentado, destacando Andalucía. La Ayuda Oficial al Desarrollo en salud es el sector que más recortes ha sufrido en los últimos 5 años; en 2013 se destinaron al sector salud 80,88 millones de euros, representando el 4,12% del total de la AOD, mientras que los datos de 2014 indican que la AOD en salud baja hasta los 32,72 millones, situándose en un 1,83% de toda la AOD. A nivel autonómico tenemos claroscuros, mientras Cataluña y Andalucía han incrementado considerablemente su AOD en salud, en cuatro CCAA, entre ellas Madrid, la salud se ha convertido en un sector residual.

Médicos del Mundo reivindica que la cooperación española cumpla sus compromisos internacionales y asigne el 0,7% de la Renta Nacional Bruta a la Ayuda Oficial al Desarrollo y el 0,1% de la RNB al sector salud.

 

La salud y los derechos sexuales y reproductivos requieren políticas proactivas

Este mes de abril tendrá lugar la 48 sesión de la Comisión de Población y Desarrollo donde se abordarán temas clave vinculados con la salud y los derechos sexuales y reproductivos. Tal y como sucedió el año pasado cuando se conmemoró el 20 aniversario de la Conferencia de El Cairo, se teme que haya un retroceso en derechos sexuales y reproductivos. Médicos del Mundo insta al Gobierno español que contribuya activamente a la adopción de una agenda ambiciosa durante esta cita.
Así mismo, Médicos del Mundo insta a que la salud y los derechos sexuales y reproductivos sean promovidos desde las políticas sanitarias y sociales estatales y locales e integrados dentro del marco de la atención primaria de salud, el sistema educativo y los servicios y recursos para jóvenes, como principales sectores, tanto en España , como en los países en los que trabajamos.