Emergencia en el Mediterráneo.

lunes, 6 de octubre de 2014

Experiencia de voluntariado - Área de Comunicación.

Por Aitana de Miguel, voluntaria del área de Comunicación.

“El año pasado, a principios del verano tenía muchas ganas de hacer cosas nuevas en mi vida. Así que comencé a hacer voluntariado en Médicos del Mundo Aragón. Cuál fue mi sorpresa que cuando me presenté en la sede de Aragón para realizar una tarea como voluntaria del área de comunicación tuve la buena fortuna de que necesitaban personas de esta rama para formar un grupo de comunicación.

Como persona aventurera que soy, siempre acepto nuevos retos. Estaba en el momento adecuado y en el lugar adecuado.

Formamos un grupo muy sólido y en él he realizado tareas de comunicación tanto externas como internas en la propia sede. Pero sobre todo mi colaboración ha estado unida a las redes sociales. No he parado de meter información en las redes social como community manager. Con esta labor he aprendido muchas cosas por lo cual estoy profundamente agradecida a esta fantástica y dinámica organización en la que en todo momento he encontrado el apoyo que he necesitado. Tanto en Zaragoza, como en Madrid me he encontrado con personas muy concienciadas con la importancia de la comunicación.
Cuando comenzamos éramos solo dos; yo y Beatriz, después llegó Maxi y Mariela  y ahora tenemos a dos nuevos colaboradores; Javier y Mónica. El grupo es completamente sólido.

Pero la pregunta tal vez sería, ¿por qué decidí hacerme voluntaria? Quería vivir una nueva experiencia, quería aprender a convivir con nuevas circunstancia; y la mejor manera de hacerlo era acercarme a las realidades sociales; aquellas que nadie ve y que están en nuestro alrededor. Todos aquellos sectores de la población que están excluidos y que no tienen a nadie que transmita lo que les sucede. Como periodista que soy, quería poner mis conocimientos al servicio de los demás. Esto me ha llevado a tener un conocimiento más profundo sobre las vulneraciones de los derechos humanos. Temas como la trata de personas, los problemas de la inmigración o la ablación femenina eran asuntos desconocidos para mí hasta que llegué a Médicos del Mundo

Me he encontrado personas  durante este año con una sensibilidad especial hacia los más necesitados. Una de las lecciones más increíbles que he aprendido ha sido el respeto.
El respeto por todas aquellas realidades de exclusión que no están a la vista y que merecen una mención. Personas de carne  y  hueso que por circunstancias de la vida les ha tocado vivir una situación nada favorable. De ellas me queda el coraje para salir adelante pase lo que pase. A través de sus testimonios he valorado las auténticas lecciones de vida que me han dado.

He encontrado esta frase de un autor budista que a mí me gusta mucho:
Tener valentía es fundamental para lograr o emprender cualquier cosa en la vida. Obrar con coraje no implica una hazaña gloriosa o un gesto heroico. Se trata más bien de la fortaleza para realizar esfuerzos perseverantes por alguna causa correcta, aunque otras personas no se den cuenta de ello o no lo valoren.  Daisaku Ikeda.

¡Muchas gracias a todos/as!

Este año sigo al pie del cañón, no lo dejo; no quiero. Seguiremos fomentando la comunicación en nuestra sede pase lo pase. Como todas las personas que he conocido; cada día más y más.” 

No hay comentarios: