Emergencia en el Mediterráneo.

lunes, 9 de marzo de 2015

Entrevista Celia Sánchez: Psicóloga Voluntaria en Salud Mental.

ALTRUISMO VS EGOÍSMO.

Todavía recuerdo mi cara de sorpresa, mi escepticismo y mi indignación cuando en una conversación con un colega y al referirle mi participación en Médicos del Mundo como voluntaria porque me consideraba muy altruista y solidaria, empezó a dibujar una leve sonrisa ciertamente molesta incluso se rió de forma algo cínica y sarcástica para pasar a negar repetidamente con la cabeza.
-¡Que no, que no! Que el altruismo no existe, tú lo que eres es muy egoísta…

Yo sabía el significado de altruismo, fue creado por el filósofo francés Auguste Comte en 1851 para designar una actitud solidaria contraria al egoísmo. Es sinónimo de solidaridad y filantropía.
Se define como la preocupación o atención desinteresada por el otro o los otros.

El altruismo se refiere a la solidaridad interpersonal y contempla dos aspectos según la wikipedia: 1) la simpatía que se apoya en valores de bondad y caridad y 2) el compromiso porque trata de actuar correctamente sobre algo que va a beneficiar a la sociedad sobre su presente y su futuro.

El altruismo está muy relacionado igualmente con la empatía o la capacidad de ponerse en el lugar del otro/a.

Me sentía totalmente identificada con una persona altruista y empática soy capaz de ponerme en la piel de los demás y me gusta ayudar a las personas desde siempre sin esperar nada a cambio, puedo ceder parte de mi tiempo y colaborar allí donde se necesita,  ya anteriormente había colaborado en otras ong’s y en otros ámbitos.

Así que con lo orgullosa que estaba yo de ser altruista que me dijera que era egoísta me dejó descolocada y me sentó fatal.
Como soy persona casi siempre reflexiva, estuve dando vueltas y vueltas a aquella conversación. Al principio no lo entendía pero poco a poco, con el tiempo empecé a darme cuenta… ¡¡Tenía razón!! ¡Era una egoísta! ¡Lo hacía para sentirme bien! No era nada lo que yo daba para todo lo que recibía.

Al poco tiempo le llamé: ¡José, respecto a tu opinión sobre mi altruismo, tenías razón, me ha costado verlo pero es así! ¡Soy una egoísta! ¡Me has abierto los ojos! y te lo agradezco porque si no hubiera seguido pensando equivocadamente.

Este post solo intenta un momento de reflexión sobre lo que hacemos, por qué lo hacemos y para qué lo hacemos, cómo nos sentimos y qué conclusiones sacamos al respecto.

Se admiten comentarios…

Celia Sánchez
Febrero de 2015


Gracias Celia, por tu reflexión y tu trabajo con nosotros.

No hay comentarios: